Monos Sabios. Cautiverio Humanitario

Gotham City. Febrero 2011. Grandes avances en el “cautiverio humanitario”.

Si usted ha visitado el zoológico de Gotham últimamente seguramente habrá notado las novedosas jaulas que ahora albergan a los chimpancés, orangutanes y otras variedades de monos. Pero no solo su aspecto es formidable, cómodo y con la última tecnología sino que poseen una característica que cambiará las reglas del cautiverio para siempre: le dan la posibilidad al animal de abrir la jaula y salir en libertad. Esto por supuesto ha preocupado a gran parte de la ciudad y hemos decidido contactar a Winston C. Gates, CEO de Freedom Solutions Inc. la compañía que nos trae esta revolución.

Gotham Herald: ¿En que consiste esta revolucionaria tecnología?

Winston C. Gates: Creemos que la libertad es una derecho de todos, incluidos los animales, y hemos trabajado duro para llevarles esta posibilidad a lo largo de los años. Las nuevas “jaulas” o “freedom boxes” como preferimos llamarlas, son un gran paso en este sentido. No solo les proporcionan unas condiciones más humanas de vida sino que les brindan la oportunidad de abrir la puerta y salir cada vez que quieran.

GH: ¿Cómo funciona esto? ¿Sencillamente agarran la llave y abren la puerta?

WCH: Por razones obvias no pudimos hacer algo como esto. En primer lugar están las instituciones, los zoológicos. Ellos tienen sus reglas y conocen su campo mucho mejor que nosotros, es un campo complejo. Nosotros les licenciamos la tecnología pero ellos personalizan la experiencia para cada especie. Pero es una experiencia bastante uniforme porque debajo de todo esta “Freedom Box”.

En segundo lugar esta la especie animal, en este caso hemos comenzado con monos. Muchos han estado toda su vida en cautiverio y sencillamente no saben como lidiar con la libertad.

GH: ¿Entonces como funciona? ¿Cómo el animal logra liberarse, de querer hacerlo?

WCH: Hemos hecho un gran esfuerzo por mejorar la vida del animal dentro de la “Fredoom Box”. Como podrás apreciar el entorno es hermoso y lleno de funcionalidades que no tenían antes. Pero si el animal decide probar la libertad lo puede hacer en cualquier momento. Nuestro sistema tiene como base a Unix para gestionar las funcionalidades de la caja. El mono solo tiene que, mediante el teclado y monitor que esta ubicado en cada caja, hacerse con derechos de root o administración y comenzar a personalizar el sistema a su gusto. Hemos estado compilando documentación para ayudarlos.

GH: Y abrir la puerta…

WCH: En algunos casos abrir la puerta, en otros el proceso les permitirá personalización pero tendrán que gestionar el “full unlock” con la institución. Nosotros realmente no controlamos esto, podemos hacer poco al respecto.

GH: Entiendo. Usted mencionó Unix, derechos de root… Ni yo entiendo bien lo que significan estas cosas. ¿Cómo pretenden que lo entiendan los monos?

WCH: En realidad suena más complicado de lo que es en realidad. Hemos hecho experimentos con monos con entrenamiento especial y, con algunas herramientas que les hemos facilitado, han logrado hacer el proceso relativamente fácil.

GH: ¿Y que hay con los otros monos?

WCH: Los monos “hablan” entre ellos. Muy pronto es probable que los monos con entrenamiento especial enseñen a los otros a manipular la “Freedom Box”.

GH: Entiendo. El otro día traté de seguir un tutorial en Internet para liberar mi teléfono celular. Me quedé a medio camino y pasé 5 horas en los forums. Finalmente terminé con un técnico en el centro comercial cercano. Me cobró 20 dólares.

WCH: No veo cual es su punto.

GH: ¿No teme que pase lo mismo con los monos? ¿Qué una comunidad con mejor entrenamiento comience a “explotar” intelectualmente al resto?

WCH: Los monos no son humanos, no creo que entiendan el concepto de explotación.

GH: ¿Por qué simplemente no darles la llave a los monos? Se liberarían con poco esfuerzo… O sencillamente dejar la puerta abierta.

WCH: Eso es precisamente lo que estamos haciendo. Dejamos la puerta abierta y brindamos algunas herramientas para que se mantenga así. Lo más importante aquí es la posibilidad de libertad… más que la libertad misma.


 

Así usted temía que los animales comenzarán a abrir las puertas y correr como locos por la ciudad acabando con todo a su paso, tenemos buenas noticias para usted: no va a suceder.

Si bien las nuevas Freedom Boxes pudieran permitir eso lo cierto es que se requiere entrenamiento especial para liberarse. Se requiere además que las instituciones (zoológicos, alcaldías, etc) cambien sus políticasya que hora mismo son las que realmente controlan la aplicación de la tecnología de la Freedom Box, dentro de sus propiedad.

Y si ve algún mono caminando por el mercado porque se liberó, hay grandes posibilidades de que sea más civilizado, educado e inteligente que su vecino. No hay nada que temer.

Post medio incoherente número 1

Tengo demasiados amigos periodistas. Como consecuencia el 90% de los artículos que comparten en Facebook tienen una extension que está concebida para hacerte entrar en un trance literario. Cuando vas por el tercer párrafo ya ni sabes lo que estabas leyendo… ni te importa.

La mayoría de los posts empiezan bien. Los muchachos, después de todo, están estudiando eso del manoseo de las letras y las palabras. Pero con cada oración se van, como decirlo… entusiasmando. Y uno se siente excluido de esa auto estimulación mental (en mi pueblo le daban otro nombre) de la que uno ha sido testigo casi involuntario (no me miren así, el clickbait existe)

Ahora todo el mundo quiere hacer periodismo de opinión. Hasta yo, que no soy periodista. Pero al final de la jornada me resulta aburrido….

El otro día en Techcrunch se formó un “salpafuera” porque una blogger se puso a ventilar el oscuro pasado del CEO de Snapchat. Un niño rico, consentido, estúpido y medio que, al parecer, no le cae bien a muchas personas. Muchas. Entonces, para no hacerles el cuento largo, la periodista (Jordan creo que se llama) dice, defendiendose de los amables comentaristas, que su trabajo como periodista es “poner al descubierto la verdad”. Si. En Techcrunch. La verdad y la mentira. El bien y el mal. En Techcrunch. Y yo me estaba como “What!?” Pero no dije nada (no comenté, se entiende)… porque si un blogger de un sitio que básicamente hace perfiles de startups, reseña gadgets de plástico que el 90% de las veces no sirven para nada y comenta alguna que otra noticia interesante del mundo de la tecnología te dice que su trabajo es “poner al descubierto la verdad”, no hay nada que decir.

Cuando uno pasa del long form al long rant una opinión personal se convierte en la verdad.

Pero ese es otro tema… medio aburrido también.

Daring Fireball: No One Said Following Is Easy

But what caught my attention is the “hard work” angle in Lockheimer’s testimony. Long hours of hard work don’t disprove that Android copied the iPhone. In fact, copying the iPhone would imply more work. They effectively designed the Android platform twice: first as a BlackBerry/Windows Mobile style hardware button platform, and then as an iPhone-style touchscreen platform.

vía Daring Fireball: No One Said Following Is Easy.

“Wearables”

“Wearables”. La última estrategia de las grandes compañías para imponernos el futuro. Si soy franco aún no sé que pensar al respecto. Eso no es bueno. Cuando vi el iPhone por primera vez sabía exactamente que pensar. Quería uno, con sus limitaciones incluidas. Era el futuro. Pero cuando veo las Google Glass, aunque pienso que son muy “cool” no me veo usandolas diariamente… la utilidad del dispositivo esta fuera de discusión, pero no la necesito. No necesito información inmediata enfrente de mi, esa distracción extra. En un mundo saturado de datos quiero estar en un ambiente menos cargado, sin la presión o posibilidad de comprobar cada hecho, aprender algo de cada objeto o capturar cada momento. No lo necesito. En otros terrenos especializados, como la salud, las Glass pudieran tener más y mejores aplicaciones.

Esto tiene que ser un cosplay de algún video juego que desconozco.
Esto tiene que ser un cosplay de algún video juego que desconozco.

Por otro lado el Galaxy Gear es, sencillamente, un pedazo horrible de tecnología que añade un peso extra a la muñeca, tiene cero belleza y más intrusión. Las notificaciones no están solo en tu bolsillo sino que se estacionan en tu brazo demandando atención. Es un dispositivo tonto que reclama tu mirada y cuidado constantemente y ofrece pocos beneficios reales.

El Galaxy Gear no luce muy sexy que digamos en la muñeca. Es grande y bulky.
El Galaxy Gear no luce muy sexy que digamos en la muñeca. Es grande y bulky.

Para mi belleza y discreción son dos elementos centrales para cualquier wearable pero los fabricantes se han enfocado en lo contrario. Tal parece que la idea detrás de cada nuevo wearable es que el dispositivo sea indiscreto, conspicuo y que contribuya de manera notable a la ya excesiva conexión con la que vivimos.

Fitibit. Photo Credit / Mashable
Fitibit. Photo Credit / Mashable

La única categoría de wearables que me entusiasma son las fitness bands al estilo Fit Force o Jawbone Up. Me atraen porque combinan el espiritu de algo que se lleva puesto, con las ventajas de un mundo interconectado. Lucen bien y recolectan y brindan información de manera silente y sin obstrucción. En este campo, desde mi punto de vista, mientras más “callado” sea el dispositivo mucho mejor. Además la información que brindan estos pulsos o bandas es única. Si bien con algunas apps en el smartphone uno puede obtener ciertos datos ofrecidos por el Up y el Force (o el Flex), estos artilugios están en mejor posición para ofrecer un flujo continuo y regular de datos de calidad.

La colorida belleza del Up de Jawbone
La colorida belleza del Up de Jawbone

La belleza es importante en un wearable. No solo importante, es primordial. Para mi no hay dilema. Si voy a usar un reloj inteligente lo haré porque aunque solo me dé la hora se va a ver bien en mi muñeca, no voy a tener que estar pendiente de él todo el tiempo y no me va a molestar. Primero look and feel, después la funcionalidad y nunca debe ser una molestia. Esos serían mis únicos requisitos. No creo que los wearables que existen ahora en el mercado (excluyendo las fitness bands) cubran estos importantes aspectos.

Se dice, y ya se toma como un hecho, que Apple tiene nuestras muñecas en la mira y que puede anunciar en cualquier momento un dispositivo que o bien sea un reloj o una fitness band o una combinación de ambos. Este es uno de esos productos que Apple puede hacer bien casi sin esfuerzo, sin embargo se están tomando todo el tiempo del mundo. Esto puede ser una excelente señal.  A juzgar por algunas predicciones el objetivo es que más que un reloj o un pulso sea una joya inteligente. Eso, es nuevo.

iWatch concept by Gábor Balogh. Click to see all the photos.
Smart Watch concept by Gábor Balogh. Click to see all the photos.

Tal vez veamos la aproximación de la compañía de la manzana a finales de este año. Si alguien puede dar en el blanco en una categoría que es más compleja de lo que parece, son ellos.

The #1 paid app in the Google Playstore “Virus Shield” is a complete scam

Unfortunately for the buyers, Android Police has discovered that all the app does is change a red “X” graphic to a red “check” graphic. Literally. The 859kb app doesnt protect, secure, or scan anything. More work went into the Settings menu than the actual “security” portion of the app, and it appears that thousands of users have been scammed out of their money.

vía The #1 paid app in the Google Playstore “Virus Shield” is a complete scam – Neowin.

No es “the #1 paid app”, eso era innecesario por parte de Neowin, pero el developer hizo cerca de 40,000 dólares estafando a usuarios preocupados por la seguridad de sus dispositivos Android. Lamentable.